Historia

La Asociación Cultural, Deportiva y Recreativa El Rolladero fue fundada el 23 de Noviembre de 1996.

Nos juntábamos habitualmente una cuadrilla de amigos en el Asador Lucas, en la calle Madre Sacramento de Zaragoza, y un total de 20 decidimos un día montar una peña en la que estar todos agrupados. Muchos proveníamos de otras peñas, por lo que sabemos que es un mundo en el que nos lo hemos pasado muy bien.

Carlos Carreras es el fundador y el encargado de hacer todos los papeleos y trámites para la legalización. A la vez empezamos a buscar un local, porque aunque hubiera mucha amistad con el Asador, queríamos no darles tanto mal a José Mari y a José Luis Marteles, que por cierto también figuran entre los fundadores de la peña.

Alquilamos un local en Madre Sacramento, pequeño de tan sólo 80 metros; pero para los pocos que éramos, así estábamos más calentitos. Fue muy graciosa la reunión en la que discutíamos el uniforme que llevaríamos, puesto que constaría de camiseta y pantalón blancos, cachirulo azul liso y blusón naranja con el escudo de la peña.

El escudo está compuesto por un jamón, una bota de vino, una barra de pan y un chorizo como homenaje a los citados elementos de la matanza del cerdo y que resultan imprescindibles para sobrevivir en unas fiestas del Pilar.

Nuestro nombre, Rolladero, es el nombre que se da en los pueblos a la comida popular que se hace en una calle o en una plaza después de la matanza del cerdo, disfrutando de los productos allí elaborados.

Desde la fundación vestimos un blusón color butano, pantalón blanco y fajín azul.

Antes de estar en Interpeñas, acudíamos al parque del Tío Jorge a celebrar la Cincomarzada con el resto de las peñas y disfrutar de la fiesta.

Algo parecido ocurría con las fiestas del Pilar, ya que acudíamos con las peñas de Interpeñas al pregón, la maratón de charangas y las vaquillas.

Era un gran logro que sólo los veinticinco socios que éramos tuviéramos nuestra propia charanga todas las tardes. Los años 1998 y 1999, por las noches, íbamos al Parque de Atracciones, a la fiesta de la cerveza para acabar en nuestro local recenando y reponiendo fuerzas para luego ir a las vaquillas.

Y en el año 2000, tras mucho esperar, entramos en la Federación Interpeñas, puesto que ya reuníamos todos los requisitos que la federación exigía a las peñas nuevas para poder ser socio de pleno derecho.

Siete años después ya éramos 120 socios. Nos hemos mudado a un local más grande y mejor equipado. Estamos en calle Carmen, 11, local, y por tener tenemos hasta aire acondicionado.

Como en este local tenemos medios podemos hacer bastantes actividades. Una de las más curiosas y que pensamos instituirla como una actividad tradicional de la peña es la fiesta de Halloween.

Se hicieron algunos disfraces muy bonitos, como los de Juan Tamayo y Carlos Hontilluelo y alguno realmente complicado, como el Susana Bernal.

El año 2002 nos llevamos los premios en los Carnavales con un disfraz de señales de tráfico. Por supuesto todas las señales eran inventadas y fue el colmo de la imaginación el pensar tanto.

En el año 2003 con “Un paseo por las nubes”, además de llevar un disfraz muy llamativo, nos lo pasamos muy bien. Ibamos cada uno disfrazado de globo aerostático de colores distintos, metidos dentro de la barquilla. Y mientras andábamos por la calle simulábamos que nos mecía el viento.

En el año 2007 con “Fantasia Oriental” nos quedamos campeones del ayuntamiento y terceros de interpeñas.

En la actualidad somos unos 500 socios.

Deja un comentario